Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Laboratorio Argentino Producirá Cabras Clonadas como Alternativa Productiva

14/06/2010

Primero fueron las vacas: en 2002 se obtuvo el primer ejemplar clonado en la Argentina y hoy la clonación bovina se considera un procedimiento caro pero viable. Ahora, la reciente obtención de una cabra clonada con el fin de desarrollar carnes alternativas representa un avance genético y al mismo tiempo, la posibilidad de abrir nuevas opciones productivas, incluida la exportación de estos animales a Asia Africa y Medio Oriente.

Gráfico Clonación Cabras

Con todo, algunos expertos locales tienen sus reservas y si bien reconocen el avance científico que representa el haber obtenido los primeros ejemplares caprinos de latinoamérica, también apuntan que la clonación de animales es por ahora de un procedimiento caro y riesgoso del que, por el momento, se hace difícil obtener una rentabilidad.

EL AVANCE

Un nuevo laboratorio destinado a las clonaciones de cabras fue inaugurado el jueves en las afueras de Buenos Aires con el fin de desarrollar "carnes alternativas" ( por no alimentarse de granos) a la bovina, la más consumida de Argentina.

La terminal Biotech, situada en la localidad bonaerense de Marcos Paz, es un laboratorio privado dedicado a la biotecnología reproductiva, en el que un equipo de investigadores realizan fertilización in vitro y clonaciones de ovejas y porcinos "con el propósito de lograr un mejoramiento de la eficacia productiva y económica", precisó un comunicado del Gobierno, al presentar el adelanto.

El Ejecutivo busca el desarrollo de carnes alternativas en momentos en que el sector agrario argentino advierte sobre una fuerte retracción en la cabaña de vacunos, que históricamente superó al número de habitantes del país.

La clonación de animales ya tenía antecedentes en el país. El laboratorio argentino Bio Sidus logró en agosto de 2002 la primera clonación de vacunos de Latinoamérica y poco más de un año después, en septiembre de 2003, nació "Pampa Mansa", genéticamente modificada con la inserción de la hormona de crecimiento humano.

En diciembre de 2004 llegó además "Pampero", el macho clonado que asegura la perpetuación de la especie transgénica por medio de un programa constante de obtención de semen, que puede guardarse en nitrógeno líquido.

Según el médico hematólogo platense Jorge Milone, "la clonación siempre tiene la ventaja de producir individuos idénticos a los ejemplares elegidos de alto valor genético. La ciencia avanza a la vez por dos caminos.

Uno es éste y el otro es el perfeccionamiento de la manipulación genética para obtener individuos de alto nivel genético o con características específicas para clonar. Desde hace un tiempo la clonación bovina está instalada para ejemplares campeones, sobre todo en Estados Unidos y Canadá. En la Argentina también se hace, pero es más difícil garantizar su rentabilidad".

Según explican los especialistas, la clonación de animales por ahora sólo sería rentable para la industria farmacéutica porque el valor del procedimiento ronda los 10.000 dólares por ejemplar. Y se trata de una inversión que tiene su riesgo, porque ese procedimiento no siempre resulta exitoso.

Fuente: EFE


 

Banner Apymel