México: Cuencas lecheras buscan sobrevivir a la crisis de los precios

31/08/2020

En Hidalgo existen tres cuencas lecheras: la del Valle del Mezquital, el Valle de Tulancingo y Tizayuca, en las cuales el litro de leche tiene un costo distinto y los ingresos son diferentes para los productores; también hay en la Sierra y la Huasteca.

El precio para comercializar el litro de leche es el principal problema que enfrentan los productores lecheros hidalguenses.

En Hidalgo existen tres cuencas lecheras: la del Valle del Mezquital, el Valle de Tulancingo y Tizayuca, en las cuales el litro de leche tiene un precio distinto y los ingresos son diferentes para los productores.

Además de estas tres cuencas también hay productores en las regiones de la Sierra y la Huasteca. De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (Sedagroh) en el estado existen 15 mil ganaderos dedicados a la producción de leche y se tiene un inventario de 192 mil cabezas de ganado lechero.

En la cuenca del Valle del Mezquital se producen 478 mil litros de leche al día; en la cuenca del Valle de Tulancingo 350 mil litros diarios; en la cuenca del Valle de Tizayuca 274 mil litros de leche al día; y 48 mil litros diarios de productores en la Sierra y la Huasteca.

En Hidalgo, precisa la Sedagroh, se producen diariamente un millón 150 litros diarios de leche con un valor anual de dos millones 414 mil 214 pesos.

El estado ocupa el onceavo lugar a nivel nacional en cuanto a producción. De acuerdo con la dependencia estatal la producción de leche en México es de 12 mil 239 millones de litros anuales. El valor de producción es de 67 mil millones de pesos lo que representa el 22 por ciento del valor de los productos pecuarios.

En el estado los principales acopiadores de leche para la producción de derivados lácteos son Nestlé, Lala, Alpura, Santa Clara y Liconsa.

Los precios de la leche son distintos en cada cuenca

El director General de Fomento Lechero de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo, Leonardo Olguín Prado, señala que el precio de la leche en la entidad depende de la cuenca.

Dice que en el Valle del Mezquital se está pagando en 6.20 pesos el litro a los productores; en el Valle de Tulancingo a siete pesos y en Tizayuca en 7.30 pesos el litro.

Sin embargo, reconoce que en la cuenca de Tulancingo su principal problema es comercializar su leche a un buen precio, mientras que en el Valle del Mezquital carecen de una buena comercialización del producto, lo mismo que en la Sierra y la Huasteca.

Dice que en la cuenta de Tizayuca el problema al que se enfrentan los productores es que han sido alcanzados por la mancha urbana y rebasados por la las zonas habitacionales.

De acuerdo con el funcionario estatal el 70 por ciento de la leche en las cuencas se vende a las empresas queseras y el 30 por ciento restante a las empresas de Alpura, Lala y demás mientras que en las zonas de la Sierra y la Huasteca el consumo es regional, es decir, se vende entre vecinos.

La cuenca del Valle del Mezquital abarca los municipios de: Tecozautla, Tasquillo, Ixmiquilpan, Progreso de Obregón, San Salvador, Actopan, El Arenal, San Agustín Tlaxiaca, Ajacuba, Atotonilco de Tula, Atitalaquia, Tlaxcoapan, Tlahuelilpan, Tetepango, Francisco I. Madero, Mixquiahuala, Tezontepec de Aldama, Tepeji del Río, Tula de Allende, Tepetitlán, Chilcuautla, Chapantongo, Alfajayucan, Nopala y Huichapan con seis mil 500 productores.

En tanto la cuenca de Tulancingo la integran este municipio además de Acaxochitlán, Metepec, Acatlán, Santiago Tulantepec y Cuautepec de Hinojosa en donde hay tres mil productores lecheros.

La cuenca Tizayuca únicamente es este municipio, es la más pequeña de las tres y en ella hay alrededor de 500 productores. De acuerdo con Olguín Prado entre las tres cuentas hay diez mil productores de leche y cinco mil más están en el resto del estado así como en las regiones de la Sierra y la Huasteca.

Cuesta más producir que vender

De acuerdo con el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, en Hidalgo a los productores de leche un litro les cuesta producirlo 7.40 pesos.

En el Valle del Mezquital y el Valle de Tulancingo se los pagan a menos que eso. Para el líder lechero nacional el panorama en Hidalgo es complicado porque no hay reconocimiento a los costos de producción al momento de que las empresas les compran la leche.

Dice que el promedio de la venta del litro de leche en algunos municipios de la entidad es de 6.40 pesos por lo que se está muy lejos de que se pague un precio justo por litro.

Explica que los productores hidalguenses venden el litro de leche al precio que les dan los industriales porque no hay otra manera de comercializarla si se quedan con ella.

González Muñoz considera que un precio justo del litro de leche es el de 8.20 pesos, el cual está pagando en estos momentos Liconsa a los productores a quienes les compra el producto.

“El precio de Liconsa es un precio bien fundamentado, hoy son los únicos que pagan un precio justo y cualquiera de los demás siempre nos pagan por debajo”, dice.

Gobierno federal retira los apoyos para los lecheros

El pasado 5 de marzo, en Torreón, Coahuila, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural del gobierno federal, Víctor Villalobos Arámbula, declaró, en la inauguración del Encuentro Nacional de Ganaderos Lecheros y Productores Agropecuarios (ENGALEC), que para el gobierno de México el sector lechero es clave en el crecimiento del país al aportar el 24 por ciento del Producto Interno Bruto agropecuario.

Ahí mencionó que en el 2018 el país ocupó el octavo lugar como productor mundial de leche con una aportación del 2.4 por ciento mientras que el consumo per cápita de leche es de 134 litros.

Villalobos Arámbula aseguró que el gobierno federal está comprometido en lograr un desarrollo integral del sector lechero y que esta actividad juega un papel fundamental en el desarrollo económico y social de México.

Sin embargo, el director General de Fomento Lechero de la Sedagroh, Leonardo Olguín, señala que para este año hay malas noticias para Hidalgo y el resto del país pues el gobierno de la República desapareció el programa de concurrencia en donde había una aportación económica de la administración federal, la estatal y los productores lecheros.

Dice que tan solo en el 2019 este programa contó para Hidalgo con 300 millones de pesos en apoyo para los productores los cuales no se tuvieron para este año.

“Una mala decisión de nuestro presidente de la República, ya retiró todo, ya no hay apoyos”, se lamenta el funcionario estatal.

Menciona que en lo que va del gobierno del estado, de septiembre de 2016 a julio del 2020, se han invertido cerca de 60 millones de pesos en apoyo de los 15 mil productores lecheros de la entidad.

Dice que con el apoyo de la administración estatal se han abierto 40 centros de acopio de leche, de los cuales 15 están en Tulancingo y 25 en el Valle del Mezquital además de que para este año se tienen seis millones de pesos para apoyar a los productores lecheros del estado.

Señala que Liconsa opera un centro de acopio en Francisco I. Madero, inaugurado en el gobierno federal anterior, cerrado por tres años y vuelto a abrir en mayo del 2019 además de dos nuevos que se están construyendo en los municipios de Tulancingo y Tizayuca los cuales entrarán en operación en el mes de octubre.

Quieren precios justos

El director General de Fomento Lechero de la Sedagroh asegura que lo que el productor quiere es que su leche tenga un precio justo.

“Teniendo un precio justo los productores invierten más e incrementan la rentabilidad del hato ganadero”, asegura Leonardo Olguín. Para que se tenga un precio justo en el pago del litro de leche y haya una mayor producción el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche considera que se necesita del apoyo del gobierno federal y que haya mano dura para la regulación de los precios de la leche pues su obligación es proteger las actividades productivas del país.

Sin embargo, Álvaro González agrega que el gobierno de Hidalgo también debe voltear a ver a los productores lecheros pues hace 10 años el estado ocupaba el sexto lugar nacional en producción de leche y ahora se encuentra en el onceavo sitio de los 32 estados del país.

Considera que la producción de leche en el estado ha disminuido en los últimos años por dos factores: uno, que no reconocen los costos de producción los empresarios pues pagan muy barato el litro de leche y dos, la competencia desleal que representan las marcas lecheras.

“La actividad lechera sigue siendo importante económicamente en el estado de Hidalgo aunque ha disminuido, es una actividad importante y sería muy lamentable que se perdiera”, señala.

Dice que con la relación que tiene el gobernador Omar Fayad Meneses con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, debería beneficiar a la actividad lechera en el estado.

Por Alejandro Reyes

Fuente: https://www.milenio.com/

Banner Apymel