La Industria láctea se enfrenta a una lenta recuperación de la pandemia

29/06/2020


En un nuevo informe de Rabobank se constató que muchos mercados de productos lácteos de todo el mundo siguen enfrentándose a desequilibrios debidos a la disminución de la demanda durante la pandemia.

La investigación predice que el aumento de las ventas al por menor y la disminución de las ventas en los servicios de alimentación comenzarán a converger, trayendo de vuelta un equilibrio más normal, pero llevará un tiempo y habrá limitaciones que restringirán el retorno completo a la normalidad.

El informe trimestral de RaboResearch Dairy Quarterly, llamado «Waiting for the Dust to Settle» (Esperando que el polvo se asiente), prevé que la producción mundial de leche continuará expandiéndose con un aumento del 1% anual para la segunda mitad de 2020, teniendo en cuenta los problemas climáticos y la disminución de los precios de la leche.
Ha habido un repunte en los precios de la leche y los productos lácteos en el hemisferio norte, pero «puede ser demasiado pronto para llamar a esto una verdadera recuperación», dijo Ben Laine, analista de RaboResearch Dairy. «Gran parte del apoyo a los precios ha sido impulsado por la ayuda del gobierno que probablemente se desacelerará en los próximos meses. La próxima elección presidencial de los Estados Unidos podría ampliar los niveles de apoyo en los Estados Unidos», dijo.

Antes de la pandemia, la industria lechera estaba luchando. El Coronavirus sólo ha intensificado sus problemas. La demanda de leche ya estaba cayendo antes de que los comedores de los servicios de comida cerraran, lo que disminuyó severamente las ventas, un canal del que la industria láctea obtiene mucho negocio. Desde el comienzo de la pandemia, la demanda ha caído tanto, que los granjeros se han visto obligados a tirar la leche fresca, haciendo que los precios de los productos lácteos bajen.

El último informe trimestral de Rabobank sobre la industria, publicado en marzo, reveló que los precios mundiales de los productos lácteos habían seguido una tendencia al alza en el cuarto trimestre de 2019, pero ese progreso se estancó en 2020 debido al brote. Al principio, los analistas predijeron que la pandemia presentaba un importante riesgo de descenso de los precios de los productos lácteos.

Pero a medida que se inician las reaperturas en los EE.UU. y la demanda de los servicios de alimentación comienza lentamente a aumentar de nuevo, el informe dice que los precios y la producción comenzarán a recuperarse. Pero no será un cambio rápido, y todavía hay obstáculos por delante.

Aunque el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos emitió paquetes de ayuda para ayudar a la industria agrícola, que incluyen pagos directos a los agricultores y compras de leche a granel para distribuir a los bancos de alimentos, muchos productores de leche siguen luchando. Rabobank dijo que una vez que esta ayuda del gobierno y el apoyo del mercado se desacelere, la economía más lenta causada por la pandemia podría perjudicar a las categorías de toda la industria alimentaria.

Además, los analistas están preocupados por la ralentización de la demanda de exportación de productos lácteos a medida que la pandemia estrecha las fronteras y la demanda se reduce. Rabobank prevé que las importaciones a China, el mayor mercado de importación de productos lácteos del mundo, disminuirán un 15% interanual en 2020. El alto inventario ejercerá una presión a la baja sobre los precios de los productos lácteos para los EE.UU. en los próximos meses debido al aumento de las existencias y la mayor competencia para las exportaciones.

Antes del coronavirus, la industria láctea ya había tenido varios altibajos en los últimos años. Dos grandes productores de leche se declararon en bancarrota en los últimos meses. Los consumidores se inclinan cada vez más por productos de marca propia más baratos, bebidas alternativas y opciones basadas en plantas. En la primera semana de marzo, las ventas de leche de avena aumentaron un 347,3% con respecto al año anterior, según datos de Nielsen. Pero incluso en tiempos económicos típicos, las ventas de lácteos han estado cayendo. Las ventas totales de leche de vaca cayeron un 15% en cinco años, de unos 18.900 millones de dólares en 2012 a 16.120 millones en 2017, según Mintel.

 Fuente: https://edairynews.com/

 

Banner Apymel