Argentina: Infructuosa reunión nacional por la inseguridad rural

29/06/2020

Los ministros Basterra y Frederic se encontraron con la cadena agroalimentaria y minimizaron los hechos delictivos que se multiplican en los campos de las principales provincias productivas.

Por Elida Thiery (Rafaela Noticias) - El jueves se conocía un comunicado firmado por 39 entidades de la cadena agroindustrial preocupadas por la inseguridad rural y en reclamo de mayor protección a la propiedad privada. Aludiendo a los ataques incendiarios a campos, robo de cosechas, faenamiento de animales y en mayor número la rotura de silos bolsa, el texto concluía diciendo “reiteramos nuestra preocupación ante estos hechos de violencia, y hacemos un llamado para que las autoridades tanto nacionales como provinciales, tomen las acciones correspondientes para solucionar tan grave situación”.

En una multiplicación de casos que se estima en más de 30 denunciados en tres meses, bastante expuestos en los medios de comunicación es que se dio una convocatoria en la tarde de ayer viernes, en la que los ministros de Agricultura, Luis Basterra; y de Seguridad, Sabina Frederic, se conectaron con los representantes de estas entidades que agrupan a la representación de diferentes cadenas productivas, bolsas de cereales, cámaras productivas, exportadoras, representantes de productores agropecuarios, entre otros.

En principio algunos se sintieron satisfechos con el simple hecho de ser escuchados, pero los nulos resultados de la reunión despertaron la incomodidad de la mayoría de las entidades.

En diálogo con Rafaela Noticias, Jorge Chemes, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas explicó “lo que hicimos fue acercar la preocupación por el avance de estos atentados que en cada episodio tienen cada vez más virulencia y en mayor cantidad”.

Teniendo múltiples ejemplos en nuestra región del centro-oeste de Santa Fe, pero con réplicas en todo el país con foco específico en la región núcleo productiva, desde la Nación la respuesta fue que “no se sabe quién hace esto, que son delitos comunes y que no están ideologizados”.

Chemes comentó que en la reunión manifestó que “es sorprendente que en el momento en el que la relación campo-Gobierno se tensa, porque las medidas no son buenas para el sector, tildándonos de especuladores porque se pueden guardar granos, cuándo nos obligan a vender el 95 por ciento de la producción, nos rompen todas las bolsas”.

En una demanda de más compromiso por parte del sector político, con la necesidad de tener mayor contundencia en el rechazo de este tipo de hechos, “no alcanza sólo con solidarizarse por teléfono con algunos productores que han sufrido estas cosas. Con eso no se soluciona nada”.

En el encuentro se reclamó alguna manifestación oficial de importancia que repudie estas acciones irregulares e ilegales, que atentan contra la propiedad privada.

Pareciera que esta instancia cerrara el tema en Agricultura y quedaría a tratar en una reunión del lunes en Seguridad el caso, sin mayores expectativas de definición.

Los ministros de la producción o agropecuarios de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba expresaron que generarán una manifestación conjunta al respecto, sin embargo lo más urgente es avanzar en acciones que puedan dotar de más seguridad al campo y la producción agroindustrial en todo el país.

Estos delitos, que son aceptados sin condena alguna de la política –siendo el oficialismo el que sugirió en el encuentro que podían ser maniobras armadas por la oposición- y mucho menos del Poder Judicial en más de una década de eventos, ahora multiplicados, pueden terminar generando situaciones de violencia entre individuos, que en definitiva luego condenen a las víctimas de los delitos por intentar defender su propiedad y trabajo de meses, con inversiones de años.

Con más saña que búsqueda de alimentos, los hechos sólo tienden a perjudicar a los productores, sin relación con la crisis económica que en estos tres meses ha ingresado en un espiral más acelerado que el que tuvo durante los últimos dos años. 

Incidencia

 

En los últimos días se popularizó en redes sociales, a favor y en contra, un video de Ezequiel Guazzora, un periodista de los medios alternativos de la Comunicación Popular, el mismo que increpara a Luis Majul y Baby Etchecopar en estos días.

“Ahí estaban especulando los oligarcas con el precio del dólar, porque ahí estaban los silos bolsa. Qué lindo sería, un día que alguien, una navajita nomás y se los abra, que lindo sería, para que no especulen más”, dijo el comunicador seguido de una serie de insultos.

No quiere decir que por un video en redes sociales se  popularice una acción delincuencial, sin embargo la falta de condena pública de este tipo de hechos por parte de las autoridades, en tiempos donde el campo retoma el protagonismo en cuanto al señalamiento oficial y una serie de medidas que modifican la forma de liquidar la cosecha, generan para los productores algunas suspicacias.

Cabe recordar que de acuerdo al informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, con el título “El Campo Argentino en Números” que se presentara en noviembre pasado y por quinto año consecutivo, se aportan algunas cifras que colaboran en la comprensión de la influencia del campo en la actividad socio-económica argentina.

 

El campo genera de manera indirecta 2 de cada 10 puestos de trabajo privado, un total de 3,7 millones de puestos. Las cadenas agroalimentarias generan el 22% del empleo privado nacional, repartido entre las cadenas cárnicas y láctea (31%), las economías regionales (27%) y la agricultura pampeana (23%), que sumadas generan el 81% del empleo agropecuario.

 

Las cadenas agroalimentarias producen 1 de cada 10 pesos del Producto Bruto Interno (directo). Esto es, el 9,92% del PBI argentino, o 34% si se considera la participación sobre el PBI de bienes.

Las cadenas agroalimentarias aportan 1 de cada 9 pesos de la recaudación tributaria de AFIP (directa), equivalente al 10,6% de los impuestos considerados en la agencia impositiva.

Las exportaciones agroalimentarias y agroindustriales aportan 6 de cada 10 dólares de las exportaciones totales del país, siendo el 59% de las exportaciones nacionales de bienes.

Del total de dólares aportados, el 62% lo explican las manufacturas de origen agropecuario, el 37% los productos primarios y el 1% de insumos y maquinaria.

 

Si se analiza por complejo, el oleaginoso explica por si solo el 45% de las exportaciones de las cadenas agroalimentarias y el 26% de las exportaciones totales, seguido en importancia por el cerealero y la carne bovina.

 

Fuente: https://elidaporelcampo.blogspot.com/2020/06/infructuosa-reunion-nacional-por-la.html?spref=tw

Banner Apymel