Cómo prevenir el estrés calórico en el tambo

21/01/2020

 

Recomendaciones del Senasa para disminuir los efectos de las altas temperaturas en bovinos lecheros.

 

Se denomina estrés calórico al conjunto de cambios que se desencadenan en los animales en ambientes con elevada temperatura, los cuales llevan a una disminución en la eficiencia productiva. Los signos que con mayor frecuencia pueden observarse en los bovinos son, en primera instancia, el aumento de la frecuencia respiratoria y del consumo de agua, así como la búsqueda de sombra.

Recomendaciones del Senasa para el manejo de bovinos lecheros:

  • Provea sombra suficiente en corral de espera, ordeñe y zona de alimentación.
  • Usar malla plástica de media sombra con 80% de densidad, orientada de norte a sur, con una superficie cubierta de 4 m² por animal. Todos los animales deben tener acceso libre a la sombra.
  • Proporcione ventilación adecuada en sala de ordeñe.
  • Asegure abundante agua fresca, cerca del ganado.
  • Una vaca puede consumir en promedio hasta 107 litros por día y una lechera de alta producción puede ingerir hasta 140 litros por día. Las fuentes de agua deben estar ubicadas en lugares de acceso fácil y rápido.
  • Ofrezca dietas de baja actividad fermentativa.
  • Priorice los pastoreos nocturnos y de madrugada y suministre dietas frías, que por su composición minimicen la generación de calor metabólico y mantengan la oferta de nutrientes.
  • Minimice el tiempo de espera en mangas y corrales.
  • Planifique todas las tareas y prepare los materiales necesarios para ello.
  • Utilice ventiladores y aspersores en patios de espera, área de comenderos y túneles de enfriado.
  • Combine períodos cortos de mojado intensivo con momentos prolongados de ventilación, con una gota durante la aspersión de tamaño lo suficientemente grande como para mojar al animal.
  • Evite manejos estresantes durante las horas calurosas.

Cuando no sea posible, arree de manera tranquila, respetando el paso de los animales. Realice los encierres y trabajos en manga a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde-noche. Brinde agua y alguna fuente de alimento en los corrales donde permanezcan los animales. Consulte el pronóstico del tiempo antes de programar los manejos de la hacienda.

Esté atento al comportamiento de los animales para identificar síntomas de estrés calórico de manera temprana.

Fuente: Senasa - Argentina

http://supercampo.perfil.com/

Banner Apymel