Movimiento "Un Solo Uruguay"presentó sus propuestas para mejorar el funcionamiento y productividad del país

Movimiento "Un Solo Uruguay"presentó sus propuestas para mejorar el funcionamiento y productividad del país

24/01/2019

En casi una hora Un Solo Uruguay presentó ayer una serie propuestas que espera sean consideradas por los partidos políticos y sus precandidatos presidenciales. La proclama abordó temas sustanciales para el funcionamiento del país como lo son la competitividad, la productividad, la educación, la libertad individual de los ciudadanos, los derechos sindicales, la seguridad y la descentralización.

El miércoles comenzó con tiempo amenazante, y si bien esa situación generó cierta incertidumbre sobre las condiciones en que se realizaría el segundo acto masivo de Un Solo Uruguay, la jornada se desarrolló con total normalidad y un importante número de asistentes que se estima en varios miles aunque menor al año pasado, sin embargo esa caída en la asistencia no cuestiona en nada la capacidad de convocatoria, le representatividad y mucho menos la legitimidad del movimiento.

La oratoria principal con la lectura de la proclama oficial estuvo a cargo del productor Julián Cabrera, el cual presentó una batería de propuestas dirigida al espectro político nacional de cara a la próxima campaña electoral.

El documento leído por Cabrera en 55 minutos abarca varios temas y presenta propuestas puntuales y concretas vinculadas a la competitividad, la productividad, la educación, la libertad individual de los ciudadanos, los derechos sindicales, la seguridad y la descentralización.

Durante la lectura el orador fue interrumpido un sinnúmero de veces por los aplausos de los presentes, y en algunas ocasiones con el grito de Uruguay, Uruguay.

Entre los  asistentes se encontraban dirigentes y varios precandidatos de la oposición, destacándose la ausencia de representantes del Poder Ejecutivo, parlamentarios del oficialismo y precandidatos del Frente Amplio.

En el comienzo de su alocución y antes a pasar a las propuestas concretas, Cabrera criticó la situación actual del país. Recordó que durante un año, desde el primer acto de Un Solo Uruguay realizado en enero de 2018, escuchamos a las autoridades decir “que todo estaba bien, que las inversiones iban a crecer y que el consumo iba a aumentar, que había plata y que las cadenas de pago no se iban a cortar”, pero “sabemos que la realidad no es esa y la negación por reconocerla quizá sea por mantener la prioridad de no perder votos”, dijo.

Expresó que el discurso oficial sobe la situación del Uruguay se basa en información de “organismos oficiales”, generándose “datos que han construido un relato que nos dicen que vamos bien”, pero esos datos sobre “pobreza, indigencia, desempleo, inflación y crecimiento no reflejan la situación real. Es hora de sincerar los datos que se publican, su confección se realiza con poco rigor técnico y con un muestreo de la situación que terminan dando indicadores que no reflejan la realidad de la gente”, advirtió.

Ante esa situación “debemos decir con todas las letras” que en Uruguay “hay sectores en recesión, hay cadenas de pagos cortadas con incumplimiento de documentos y compromisos, no anda un peso entre la gente”.

La diferencia con 2002 es que ahora “se ha protegido in extremis al sistema financiero, donde efectivamente no se ha cortado la cadena de pagos”.

En el último año “nada ha cambiado y aquello que se gritó que iba a pasar, pasó (…). Se perdieron miles de proyectos familiares y se fueron de nuestro país miles de jóvenes porque no ven futuro en su tierra. Hoy el pueblo oriental vuelve a Durazno” buscando “cambios para poder seguir en el camino” y forjar “un futuro posible”. Hoy venimos a decir cuáles son los cambios, expresó.

“EL CENTRO DE TODOS LOS PROBLEMAS ES EL COSTO DEL ESTADO”.

Para Un Solo Uruguay “es vital” elaborar “una estrategia de desarrollo productivo, económico y social de largo aliento, integrada por todos los partidos políticos y considerando la opinión de todos los compatriotas”.

“El centro de todos los problemas es el acto costo del Estado que conlleva a un déficit fiscal insostenible que pasó del 3 al 4 % del PBI en el último año. Esto inviabiliza nuestra economía. Es necesario y urgente bajar los gastos del Estado” que está causando el cierre de empresas.

Además, y “a pesar de tener el sueldo mínimo más alto de la región, a muchos uruguayos no le alcanza para vivir”. Al 34 % de los uruguayos “no les alcanza lo que ganan y al 17 % les falta comida una vez al mes”, o sea que “a pesar de ser un país me renta media alta la gente la pasa mal. Muchos uruguayos no cubren sus necesidades y eso no nos merecemos como sociedad”, reclamó.

“¿No será que el inmenso descontrol de la gestión pública y el continuo incremento del tamaño del Estado se habrá transformado en el incremento de los costos que agobia a todas las partes?”, se preguntó. “Tenemos un convidado de piedra que es el Estado”, añadió.

DOCE MEDIDAS PARA BAJAR LOS COSTOS DEL ESTADO.

En este punto Cabrera planeó doce medidas para bajar los costos del Estado, las que pasamos a enumerar:

Uno. “Realizar un presupuesto para el próximo quinquenio que sea sin incrementar los gastos, y profundizar en la distribución del presupuesto entre áreas prioritarias”.

Dos. “Reducir los cargos políticos y de directorios de todas las empresas y entes públicos a tres personas respetando obligatoriamente la representación de la oposición”.

Tres. “No ingreso de empleados públicos ni contratados por al menos 5 años a no ser en la atención directa en áreas sensibles como educación, seguridad y salud”. “No a la inamovilidad” de los funcionarios públicos.

Cuatro. “Eliminar o unificar dependencias del Estado que han quedado obsoletas o sin función” como el caso de Pluna que “nadie sabe para qué sigue existiendo; o la coexistencia del SNIG y Dicose que trabajan sobre el mismo tema en oficinas diferentes”.

Cinco. “Parar al menos el 50 % de la flota de vehículos oficiales, propios y alquilados, no vinculados a salud y seguridad”.

Seis. “Modificar la ley de biocombustibles, evaluando la pertinencia de su uso de acuerdo a la coyuntura de precios” y “liberar la importación o comprar dichos biocombustibles a paridad de importación cuidando la función que hoy cumple en Bella Unión el cultivo de caña de azúcar”.

Siete. “Obligar que las empresas de derecho privado y capitales públicos sean controladas por organismos estatales, generando la reglamentación que lo permita”. Esas empresas que presenten “pérdidas permanentes y no logren mejorar su gestión en un año sea vendidas o cierren, ya que las empresas estratégicas para el bien común son las públicas y no estas”.

Ocho. “Transparentar el gasto”. Todo aquel que reciba viáticos “debe rendir cuentas y devolver el sobrante obligatoriamente”.

Nueve. “Respetar los montos de las licitaciones” para no terminar pagando más que lo presupuestado inicialmente, “y que el Tribunal de Cuentas tenga la potestad de impedir que se realicen dichos gastos”.

Diez. “Revisar el 100 % de los servicios contratados por el Estado y asegurar que los montos sean acordes a los valores de mercado y publicarlos”.

Once. “Revisar sueldos y partidas extras para todos los legisladores y jerarcas que acceden a sus cargos por cuota política, tanto en la función estatal como los designados en las empresas privadas de capitales públicos; que dichas remuneraciones sean acordes a su función, se fije un tope y se eliminen las partidas especiales que no se usan pero todos cobran, por ejemplo de prensa”

Doce. “Terminar con los privilegios de los legisladores al cese de su función”.

REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

Otros de los temas abordados fue el de la seguridad social, algo que “todos tenemos claro” se debe realizar porque “no hacerlo hace casi imposible equilibrar las cuentas públicas en el mediano plazo”.

Llamó a discutir “la última reforma que se realizó ya que a partir de ella saltaron sensiblemente las pérdidas del sistema previsional aumentando el descomunal agujero fiscal que tenemos”.

“Al mismo tiempo se debe eliminar el impuesto a las jubilaciones” que es el impuesto “más injusto que tenemos”, dijo.

EDUCACIÓN DEBE SER UNA PRIORIDAD.

Para el movimiento, “la educación debe ser una de las prioridades, no solo en recursos económicos sin en cuanto a las políticas y todas las estrategias de todo el sistema”.

Hay que educar en “valores fundamentales de convivencia social” como el “respeto a los mayores, a las autoridades y a sus pares”; educar “la historia de nuestro país, el respeto por los símbolos patrios y el reconocimiento de quienes nos dieron todo para que hoy podamos decir que somos una nación libre y soberana”.

“Educar, educar y educar. Apostar a la conciencia productiva, a la cultura del trabajo y el cuidado medioambiental”, remarcó.

MERCADO, INSERCIÓN INTERNACIONAL, ARANCELES.

Reclamó “la conformación de una columna vertebral técnica” compuesta por los ministerios de Economía, Ganadería, Agricultura y Pesca, Industria y Energía, y Relaciones Exteriores, algo que “consideramos indispensable en la lógica de maximizar recursos y atender las dificultades que plantean los mercados internaciones de los que dependen los ingresos de divisas para toda la sociedad”.

Para “modernizar y optimizar la inserción internacional es necesario eliminar la representación diplomática como premio consuelo para militantes comprometidos, y ocupar los cargos fortaleciendo el área comercial de embajadas y consulados, evaluando exigiendo presentar resultados”.

Minimizar los aranceles porque cada dólar que falta por el pago de los mismos “es un dólar que falta en educación, en rutas, salud, seguridad y puestos de trabajo”. En 2018, “lo que regalamos en aranceles a gobiernos extranjeros es el equivalente al déficit de toda la seguridad social”, argumentó Julián Cabrera.

COMPETITIVIDAD Y ATRASO CAMBIARIO.

“La competitividad” comercial “debe ser considerada y replanteada continuamente. Que exportemos tres veces más que lo demandado por el consumo interno no debe ser ignorado. La competitividad no debe quedar al azar”, y “los costos de producción primaria o industrial dependen exclusivamente de decisiones que tome el gobierno”.

“Ser competitivo con el mundo y la región es lo que permitirá mejorar el ingreso de todos, de forma real y no ficticia como lo logra el atraso cambiario. Por lo tanto otra de las medidas es tener un país sin atraso cambiario e implementar los instrumentos necesarios para llevarlo adelante”.

Para eso, “una de las primeras herramientas es dejar de emitir letras de regulación monetaria, bonos de deuda que planchan el dólar por la inundación de esta moneda a través de la emisión. La dicotomía no es dólar alto/sueldos bajos, no; la dicotomía es dólar bajo/destrucción del sistema productivo”.

INCENTIVAR LA INVERSIÓN.

Consideró “necesario incentivar la inversión para que nuevos rubros se desarrollen, aporten a la economía”, y discrepó en “mantener subsidios indefinidamente” y con “el atropello de expropiaciones que perjudican el diario vivir y las proyecciones a futuro de los pobladores de distintos parajes, pueblos y ciudades”.

UPM II.

“Sí a la inversión” incluso “extranjera”; “sí a la innovación, pero no a cualquier precio”. No se debe permitir que “un solo poder del Estado pueda realizar negociados confidencialmente, incluso violando la Constitución y violentando la soberanía nacional”, señaló en clara alusión a los acuerdos del Ejecutivo con la empresa UMP.

“Exigimos que el Poder Legislativo tome cartas en el asunto y asuma su rol de contralor para que todos los ciudadanos tengamos acceso a la información de los montos, plazos, afección a la propiedad privada, y a los recursos que son de todos”, apuntó.

LÍMITAR EL DERECHO DE HUELGA Y DEROGAR LA OCUPACIÓN.

El debate sobre el derecho de huelga y la ocupación de los lugares de trabajo también fue abordado en el documento. Al respecto el orador dijo que “todos los derechos deben ser respetados, que se respete el derecho a huelga, pero que esto no implique la violación del derecho a la libre opción del trabajador que no acate la resolución sindical y decida cumplir con sus tareas”.

“Que sea derogado el artículo 4º del Decreto Presidencial 165/06 que habilita el derecho a ocupación de los lugares de trabajo como extensión del derecho de huelga, en una clara violación a la Constitución”, aseveró.

LIBERTAD INDIVIDUAL.

Un Solo Uruguay también expresó preocupación por la pérdida de la libertad individual que sufren todos los ciudadanos ya sea limitando la libertad de prensa como con la ley de inclusión financiera y el abuso en el control y las regulaciones de las diversas actividades.  

LIBERTAD DE PRENSA. Actualmente la ley regula a los medios de comunicación “con controles sobre sus contenidos e injerencia sobre los tiempos que utilizan para diferentes temas. La mejor ley de prensa es la que no existe”.

LEY DE INCLUSIÓN FINANCIERA. “La ley de inclusión financiera es un caso claro de intromisión en la vida particular” de los ciudadanos. “Una ley que nos obliga a tener un intermediario financiero que muchos no elegimos, que incrementa costos para hacer algo que nadie le pidió. Una ley que habla de la pérdida de libertad, con un Estado que pretende tener la huella financiera de cada oriental. Es mentira que la ley (de inclusión financiera) va contra el lavado, porque si eso fuera así que muestren la cantidad de dinero que a través del sistema financiero se le ha incautado a la corrupción y al narcotráfico: ¡Ni un peso!”, exclamó.

“Es una ley que hace que los uruguayos de bien tengamos que justificar los gastos que hacemos con el temor de ser castigados si no cumplimos toda la normativa impuesta. Es necesario derogar esta ley que se mete en nuestras casas y familias, una ley que nos quita libertad de usar como y cuando queramos nuestro dinero teniendo que justificar ante el papá Estado lo que hacemos con él”.

REGULACIONES Y CONTROLES. La pérdida de la libertad de los uruguayos también se ve en el plan de uso de suelo que tiene “mucho de planificación y control la producción”; o los chips en los camiones y maquinarias “con un control de lo cada uno hace con sus equipos”. “Podemos hablar de la facturación electrónica que aumenta costos, para que el Estado sepa a cada segundo lo que hace cada empresa; podemos hablar de cientos de regulaciones que atentan contra la libertad individual” para que el Estado sea “un Gran Hermano” cuyo show “lo pagamos nosotros en una absurda lógica de controlar y amenazar al que está en regla, dejando al infractor o delincuente liberado”.

“Es necesario revisar todas estas regulaciones y derogar las que no aporten a la libertad de los uruguayos, y modificar las que se entiendan importantes”, pero todas “con la libertad individual como el centro de acción del Estado”, reclamó.

SEGURIDAD PÚBLICA.

En materia de seguridad pública la proclama señala diez propuestas concretas entendiendo que el Estado debe “garantizar la seguridad pública” porque la inseguridad “atenta contra la libertad” a través de los homicidios que en Uruguay llega a un “nivel de epidemia”, las rapiñas, el abigeato, etc.

Cabrera reclamó un “pacto social” que tenga “como fin último” la “protección de los individuos de bien”. Para eso propuso varias acciones.

Uno. “Volver a la Policía de cercanía en zonas urbanas y rurales”.

Dos. Dar garantías a los policías “asegurando presunción de inocencia ante la actuación”.

Tres. “Integrar acciones interinstitucionales” como forma de prevenir el delito.

Cuatro. “Prevención y control en rutas nacionales, caminos y pasos de frontera”.

Cinco. “Separar la Fiscalía General de la Nación de Presidencia para asegurar la independencia de poderes del Estado”.

Seis. “Las penas deben ser de acuerdo al delito y no por la voluntad del delincuente en confesar el hecho”.

Siete. “A nivel rural operar de forma multiinstitucional con el Ministerio del Interior para atender el abigeato, incorporando el MGAP, el INAC, el SNIG, bromatología y organizaciones locales”.

Ocho. “Realizar un nuevo Código Penal que modernice y actualice delitos y penas”.

Nueve. “Mejorar el funcionamiento del nuevo Código del Proceso Penal”.

Diez. “Poner el foco del control del Estado sobre personas que actúan fuera de la ley”.

DESCENTRALIZACIÓN.

Sobre el cierre de la lectura de la proclama se abordó la macrocefalia y la centralización tan característica en Uruguay.

El país debe “entender que una mayor y real descentralización aportará un desarrollo más equilibrado del territorio y su gente” dijo diferenciando descentralización de desconcentración. “Descentralización no es lo mismo que desconcentración” que es lo que “permanentemente” ha hecho el poder político.

A modo de ejemplo mencionó que el Ministerio de Ganadería “se podría instalar en Trinidad, el de Turismo en Rocha, el de Industria en San José”, al tiempo que cuestionó que Colonización, INIA, la Facultad de Agronomía y la de Veterinaria se ubiquen en Montevideo y no en el interior del país.

Fuente: http://www.todoelcampo.com.uy/


 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los precandidatos toman nota (Extraído de El Observador

 

“No nos vamos a ir, no nos vamos a esconder ni nos vamos a callar, todos queremos un solo Uruguay”. Luis Lacalle Pou junto a sus colaboradores más cercanos escuchaba con atención.

A su costado, Jorge Larrañaga con las manos atrás hacía lo mismo. Un poco más alejada, cubriéndose del intenso sol que marcó el ritmo de la tarde en la Sociedad Rural de Durazno, Verónica Alonso permanecía sentada pero con los ojos puestos en el estrado. Hacia ese lugar también miraban Ernesto Talvi y Pablo Mieres, donde el productor de Sauce del Yí (Florida), Julián Cabrera, leía –por momentos con vehemencia y en otros emocionado- la extensa proclama que se dividió en críticas al gobierno y una serie de propuestas destinadas principalmente a mejorar la situación del “país productivo”.

Si bien no llevaron lápiz y papel, los cinco precandidatos presidenciales de la oposición que dijeron presente se llevaron una serie de reclamos de cara a la campaña electoral que está en la vuelta de la esquina. 

Pese a la convocatoria, el oficialismo fue el gran ausente en la jornada en Santa Bernardina. No participó ninguno de los precandidatos del Frente Amplio, ni legisladores o autoridades de gobierno.  Ni bien finalizó el acto, Marcelo Nougué uno de los voceros de Un Solo Uruguay, dijo  que estaban “muy conformes” con la convocatoria –la cual estimó en 30 mil 

Extraído de El Observador

 

Banner Apymel