Israel Flamenbaum: "El error es obligar a la vaca a estar al sol en verano"

26/11/2018

Es un consultor internacional en el manejo y administración del rodeo lechero, referente para Israel y varios países. Llegó a Uruguay de la mano de la empresa Biolacta – DeLaval y dictó una conferencia sobre estrés calórico. En entrevista con El País dijo que una vaca con este problema “es muy ineficiente porque come menos y también produce menos”, incluso “llega a producir entre 1.000 y 2.000 litros menos en toda su lactancia”. El consultor hizo un cálculo para Uruguay, asegurando que los equipos de enfriado por aspersión y ventilación forzada para la vaca “se pagan en un año”. Afirmó: “si enfrío a la vaca, también va a comer más”.

 

Pablo Antúnez. 

-¿Qué es el estrés calórico? 
-Se produce cuando la vaca se encuentra en un medio donde la generación de calor metabólica del animal es más grande que su potencial de disiparlo. En este caso, la vaca simplemente se calienta porque genera más calor que el que puede disipar.

-¿Qué pasa en el animal? 
-Se traduce en un aumento de su temperatura corporal y un bovino con una temperatura corporal normal de 38.5 o 39° C puede llegar hasta 41 °C.
Todo lo que es el estado de la vaca por encima de su temperatura corporal normal es hipertemia y nace del estrés calórico.

-¿Cómo afecta la productividad de la vaca lechera? 
-El estrés calórico hace que la vaca active mecanismos corporales para combatirlo antes de la intervención del tambero. Esos mecanismos son varios: reduce el consumo de alimentos para bajar su metabolismo y esa reducción se refleja en la producción de leche.
Otro mecanismo es que de todo el alimento que la vaca consume, sólo aprovecha el 70% u 80%, porque lo restante lo destina a activar mecanismos corporales para combatir el estrés calórico. En total, la vaca con este problema es muy ineficiente, porque come menos y produce menos. De lo que come, aprovecha menos y produce menos.

-¿Qué datos destacaría entre la extensa literatura que hay en todo el mundo respecto al estrés calórico y su reflejo en la producción de leche? 
-La pérdida en producción no es una pérdida de hoy día. Si una vaca sufre de estrés calórico, el daño económico es un daño anual y se calcula como daño anual. La literatura demuestra que vacas que sufren de estrés calórico durante un verano, en un país como Uruguay o Israel -con tres o cuatro meses calientes al año-, es un animal que sin ayudarle a través de sistemas de refrescamiento, producirá entre 1.000 y 2.000 litros menos en su lactancia total.

-¿Cómo se evita el problema? 
-Lo más importante es proteger la vaca de la radiación solar directa, porque le acumula externamente más o menos la misma cantidad de calorías que el animal genera en su metabolismo. El más grande error que puede cometer un productor es obligar a la vaca en el verano a estar al sol.
Se pude proteger al animal a través de sombras naturales o artificiales. Cuidado, la sombra no enfría a la vaca, sólo evita que se caliente más.

-¿Cuál es la experiencia de Israel? ¿ Cuál es el mejor método para enfriar a la vaca? 
-Usamos baños (por aspersión) a los que se les suma ventilación forzada. La combinación de ambas tecnologías tiene un potencial cinco veces mayor al enfriar una vaca que cada uno de ellos por separado. La combinación de aire con agua incrementa el potencial de evaporación del agua de la piel de la vaca y de su enfriamiento.

-¿Cuál es su medición para Uruguay? ¿Cuánto tiempo lleva la amortización de los equipos para mojado y ventilación forzada en el tambo? 
-Tengo un programa especial con el que puedo calcular la relación costo beneficio en cualquier país. Ya tengo más de 40 países en el mundo donde hice este estudio. En este cálculo tomo la inversión y ésta es comprar el equipo de enfriamiento, ponerlo a funcionar, operarlo con luz eléctrica, agua y mano de obra. Además hay que agregarle el costo adicional de alimentación, porque la vaca, si la enfrío, va a comer más, producirá más, pero también consumirá más. Por otro lado, también se incluyen en el cálculo los ingresos por leche, la mejora en la fertilidad y la eficiencia nutricional.
Para el caso de Uruguay, la inversión en equipos de enfriamiento, su operación adecuada, se puede pagar en un año.

-Es un corto tiempo. 
-Hay muy pocas inversiones en la agricultura o en general que se pueden pagar y devolver en un año. Lástima que muy pocos tamberos en Uruguay y en el mundo lo saben. Mi misión, hoy día, visitando diferentes países en el mundo, es transmitir este mensaje a los productores porque se conoce que en climas tropicales y subtropicales, el estrés calórico es el causante número uno de daños económicos y la mitigación adecuada es la inversión más rentable que existe, no sólo en Uruguay, sino en todo el mundo.

-Sólo instalando el equipo no es suficiente. Además es necesario que el productor los sepa operar bien. 
-El uso de estos equipamientos es un tema que precisa ser demostrado a los tamberos y un punto muy importante que hay que aclarar es que, el instalar sistemas de enfriamiento en el tambo, es el primer paso, pero no es el último. Además hay que saber cómo usarlo efectivamente para obtener los resultados esperados en cuanto a productividad. Conozco casos de productores que invirtieron en equipos para sus sistemas lecheros, no los usaron bien y eso es lo peor que puede llegar a pasar, porque se gasta dinero y no se cobra nada. Contrariamente si se gasta dinero y se aprovechan bien esos equipos se gana mucho dinero en el tambo.

Fuente: https://rurales.elpais.com.uy

Banner Apymel