Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Argentina: La Mesa Láctea sesiona en el peor contexto

10/07/2018

En el momento más difícil de los últimos años para la actividad primaria, hoy volverán a juntarse los representantes de los distintos eslabones de la cadena láctea en la Mesa de Competitividad. Será luego de haberse programado y anulado en tiempo récord, ambas situaciones, una reunión con Mauricio Macri que iba a tener lugar hoy desde las 15:00. Las principales demandas serán la recomposición del precio, exportaciones y transparencia del sector.

En la última reunión de la Mesa los integrantes de la cadena pidieron una urgente recomposición de precio y manifestaron que debería ser par al de la región, es decir unos casi 10 centavos de dólar más. Además, se realizó una presentación sobre el "Mercado Lácteo", la cual podrá facilitar la negociación entre tamberos e industrias (se accederá a la misma a través del Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina).

Más allá de la desprolijidad demostrada respecto al encuentro con el Presidente, los funcionarios de la Dirección Nacional de Lechería siguen poniendo en el temario trabajar en los principales temas a presentar ante las máximas autoridades. En este sentido siguen buscando un consenso prácticamente imposible de alcanzar de acuerdo a los criterios casi antagónicos en los que se apoyado la dinámica del debate.

Además, se pretende establecer como prioridad las tarifas de energía, la pasada sequía, la devaluación que hizo subir drásticamente los costos, etc. Demasiadas variables negativas fundamentalmente para el sector tambero, que no avizora a mediano plazo una rentabilidad posible.

 

Sin MEPROLSAFE

 

Las idas y vueltas de la semana pasada respecto a la reunión con Macri, luego de un largo corolario de desaciertos y falta de soluciones, elevó el grado de fastidio y frustración del sector primario para con la administración nacional. Eso ha llevado a la Mesa de Competitividad prácticamente a un sin sentido, en virtud de la falta de abordaje de las cuestiones coyunturales del tambo.
Es por eso que dos entidades rurales plantean sus dudas, al menos, de acudir al encuentro de hoy. Por un lado Confederaciones Rurales Argentinas organizó para este jueves un encuentro entre productores para analizar las acciones llevadas a cabo y replantear la actuación gremial. Se tratará de un encuentro de trabajo en el que se tratarán de consensuar cuatro o cinco puntos que serán puestos a consideración, con la posibilidad de organizar una protesta masiva en rechazo a la inacción del gobierno.

Además, se confirmó que no estarán los dirigentes de la Mesa de Productores Lácteos de Santa Fe (MEPROLSAFE), la entidad que anunció esta situación límite con la suficiente antelación y claridad como para haber actuado a tiempo. En un parte de prensa entregado días atrás evidenciaron cierto cansancio por el manoseo y la falta de voluntad o pericia para solucionar los inconvenientes del sector.

 

 

SAMMARTINO - "No se puede negar la situación crítica"
Alejandro Sammartino, antes Subsecretario de Lechería hoy Director Nacional, es sumamente cuestionado por los productores tamberos. Luego de haber estado al frente de la oficina que atiende la situación del sector desde la asunción de Macri, el funcionario recibe críticas cada vez más elevadas, como las que entregó Dardo Chiesa, presidente de CRA, en Rafaela cuando catalogó su gestión como "un espanto".
Sammartino hizo declaración a Radios Trenque Lauquen, donde indicó que "la lechería, en términos de mercado, tiene una recuperación mucho más rápida. Es lo que estamos viendo ahora. Para julio los precios que pagará la industria serán de siete pesos. Veníamos de los seis". Cuando hizo mención a lo que ha pasado durante los últimos tiempos señaló que "entendemos la pérdida que tuvo el sector lechero que, además, viene afectado por un problema de desorden de mercado, de inundaciones y encima la devaluación. No se puede negar la situación crítica que viven los tamberos".

 

 

PRECIO DE LA LECHE AL PRODUCTOR - En Brasil, un 28% más
En Brasil, los precios que se abonan al productor por la leche subieron durante junio (por quinto mes consecutivo) de la mano de la menor oferta, aunque con un incremento que ha ido moderándose.
Informó el diario El Observador que según el relevamiento del Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada (Cepea, por sus siglas en portugués), el precio líquido llegó a R$ 1,296 por litro, con un avance de 3,3% respecto a mayo. Este valor promedio toma la evolución de los precios en Bahía, Goiás, Mina Gerais, San Pablo, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande. En la medición del primer semestre el avance en el precio fue de 28%.
El aumento de precios en junio fue inferior al registrado en los meses anteriores, con avances en abril y mayo que superaron el 7%. De acuerdo a Cepea, esto ocurrió porque en mayo –cuando se dio la salida de leche desde el campo– "los agentes de la industria relataban dificultades en trasladar el precio de la materia prima a los derivados, alegando una demanda con debilidades".
Con negocios trabados, la necesidad de realizar promociones frenó la valorización de la leche y también de los derivados (en especial la UHT larga vida), "factor que limitó la suba de precios al productor en junio". Cepea destacó que en la oferta limitada ha pesado la demanda en el proceso de formación de precios a campo, dictando la dinámica en el mercado de lácteos este año.
"El sector sufre con las consecuencias de los bajos precios registrados en el segundo semestre de 2017, que desestimuló la inversión por parte de los productores", apuntó el reporte.
A esto se sumó que, con el avance de la entre zafra y el aumento en los precios de los granos entre abril y mayo, "la producción fue perjudicada elevando la competencia entre las industria para asegurar el abastecimiento de la materia prima".

Cepea agregó que la huelga de camioneros, con la interrupción del transporte de leche a las industrias, agravó aún más este escenario. El Índice de Captación de Leche de Cepea retrocedió 14,4% entre mayo y abril, acumulando una caída de 24,1% en la primera mitad del año.

Los mayores ajustes negativos se dieron en Paraná y Minas Gerais, con bajas de 20,6% y 15,1%, respectivamente. "Este resultado atípico estuvo influenciado por el gran volumen de leche descartado en los propios campos", indicó el informe.

Con el correr de junio, las industrias lácteas y los canales de distribución enfrentaron la situación conjunta de caída de stocks. Como consecuencia, los precios de los derivados se elevaron considerablemente. La leche larga vida –termómetro para el sector– se valorizó casi 15% en la primera quincena de junio. En la segunda mitad de mes el aumento fue menos intenso, de 5,8%.

Cepea indicó que para julio, en tanto, la competencia de las empresas en junio para comprar leche con el objetivo de recomponer stocks debe sustentar el alza de precio al productor. La suba en julio podría, incluso, superar la verificada en junio, se indicó.
Fuente: www.diariocastellanos.net
Banner Apymel